Abogado Laboralista Madrid

Disputas laborales en las que reclaman los abogados indemnización Madrid.

Abogados indemnización Madrid

Abogados indemnización Madrid-Manuel Díaz CabreraSon muchos los conflictos de trabajo que requieren la asistencia de un abogado laboralista. Unas veces se derivan de la comisión de delitos contra los derechos de los trabajadores, otras de la torticera utilización de los despidos por causas objetivas y, tanto en estos casos como en todos los demás, lo que siempre está latente es la oposición de los intereses de empresarios y trabajadores. Se trata en este artículo de analizar algunos casos en los que soliciten los abogados una indemnización en Madrid.

Relaciones laborales e indemnizaciones

Cuando se piensa en aquellos supuestos en los que los empresarios, ya sea de forma directa, ya a través de sus respectivas compañías de seguros, están obligados a indemnizar a uno o a varios de sus trabajadores, podrían destacarse fundamentalmente dos: de un lado, los relacionados con accidentes y enfermedades profesionales; del otro, los que proceden del uso de los distintos tipos de despidos que recoge la legislación.

Cuando un trabajador desarrolla una enfermedad que sea consecuencia del modo o de las circunstancias en las que haya desempeñado su trabajo, el ordenamiento jurídico trata de protegerle reconociendo a su favor una serie de prestaciones y compensaciones, orientadas a posibilitar su recuperación sin una merma importante de su capacidad económica.

Lo mismo se observa cuando sufre un accidente durante el transcurso de la jornada laboral. En este sentido, gracias primero a la jurisprudencia y después a las leyes, está más que consolidada la consideración como accidentes laborales de todos aquellos accidentes de circulación que se produzcan mientras el trabajador se desplaza de su domicilio al centro de trabajo, y viceversa. Aquí los abogados de indemnizaciones por accidentes cuentan con una importante fuente de trabajo, reclamando la indemnización de tráfico correspondiente.

Los despidos, por su parte, constituyen el otro gran grupo de supuestos en los que las empresas tienen que indemnizar, en un elevado número de casos, a sus trabajadores. Cada clase de despido está adaptada a la situación económica y productiva de la empresa y al comportamiento del trabajador. De ahí que pueda hablarse de despido por causas objetivas, colectivo, disciplinario y, cuando se lleva a cabo vulnerando las disposiciones de la ley, improcedente.

Abogados indemnización Madrid: Legislación

Las leyes más importantes, relativas a las circunstancias mencionadas, son el Estatuto de los Trabajadores, norma primordial en el campo de las relaciones laborales, el Código Penal, y su regulación de los delitos que afectan a los empleados, la Ley reguladora de la Jurisdicción Social, la legislación propia de la Seguridad Social y, de forma indirecta, pero no por ello menos importante, la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos de motor, aplicable por los tribunales cuando el accidente laboral lleva aparejada una indemnización por accidente de tráfico.

Abogados indemnización Madrid

La reforma laboral del año 2012

Hace tres años el Gobierno decidió modificar las normas relativas a los despidos, con la intención de adaptar el mercado laboral a la situación de crisis que atravesaba la economía española. Para ello, entre otras medidas, se dio gran relevancia al despido por causas objetivas, al que pueden recurrir las empresas que necesiten liberarse de la carga que supone contar con plantillas amplias y, por eso mismo, poco eficientes.

La ventaja de este despido frente al improcedente es que contempla una indemnización de tan sólo 20 días por año trabajado. Algunos empresarios han intentado utilizar este despido para pagar indemnizaciones más bajas, aun cuando no se daban los supuestos necesarios para poder proceder de ese modo.

Otra medida fue rebajar la indemnización por despido improcedente de 45 días por año a 33. Sin embargo, esta disposición no tiene carácter retroactivo, es decir, que los trabajadores que hayan sido contratados antes del 12 de febrero de 2012 percibirán, en concepto de indemnización, la parte proporcional de 45 días por los años trabajados anteriores a dicha fecha y 33 por los posteriores.

¿Existe en España el despido libre?

Es ésta una cuestión compleja, porque aunque no puede responderse a la pregunta de manera afirmativa –el despido no está reconocido como un derecho-, sin embargo, la regulación del Estatuto de los Trabajadores acaba dejando en manos del empresario la decisión final, esto es, la opción entre readmitir al trabajador improcedentemente despedido o extinguir definitivamente su contrato mediante la pertinente indemnización.

¿Cómo se resuelven estos pleitos ante los tribunales?

Me refiero a los procesos en los que consiguen los abogados una indemnización en Madrid a favor de sus clientes. Mire, yo mismo siempre busco como abogado la indemnización que mejor se adecúe a los intereses de mi cliente, lo que exige unas veces llegar a juicio y otras buscar un acuerdo con la otra parte. Veamos cómo, a través de un ejemplo.

Ramón H. L. era un chico joven, de 25 años, que trabajaba en un complejo de aprovechamiento por turnos de apartamentos turísticos (lo que antes se llamaba, de manera inapropiada, multipropiedad). Su jefe directo, basándose en el reconocimiento psicológico del último análisis médico obligatorio, decidió despedirle.

Abogados indemnización Madrid. Legislación.

Habló con el encargado de recursos humanos de la empresa, y en la carta de despido que le entregaron figuraba como causa “la falta de aplicación a sus tareas y la desobediencia a sus superiores”. Él me explicó, tranquilamente en mi despacho, que eso era mentira, un simple ardid utilizado por su jefe para que la empresa se ahorrase la indemnización.

En el ámbito laboral, antes de interponer una demanda frente a los tribunales, es preceptivo celebrar un acto de conciliación con la contraparte. Como en este caso el acto finalizó sin acuerdo, fue necesario ir a juicio. Allí pude probar ante el Juez que el despido que había sufrido Ramón H. L. era improcedente. Me basé, para demostrarlo, en las declaraciones testificales de dos de sus compañeros y de uno de sus superiores. De hecho, la sentencia estimó plenamente las pretensiones de mi cliente.

En ese punto, la empresa turística podía readmitirle, algo que no querían hacer, o indemnizarle, que fue lo que pasó. Este fue el desglose de la indemnización:

  • Desde 2008 hasta 2012, 45 días por año: 6.000€.
  • Desde 2012 hasta 2014, 33 días por año: 2.200€.
  • La parte proporcional de las vacaciones no disfrutadas: 600€.

Es decir, que un total de 8.800€ es lo que percibió Ramón H. L. Se trataba de una cantidad que compensaba los perjuicios que mi cliente había padecido como consecuencia de su injusto despido. Si usted se encuentra en una situación parecida, no lo dude, concierte una cita con mi despacho antes de firmar ningún documento con la empresa responsable de su despido. Es la única manera de que no pierda dinero.

Manuel Díaz

Manuel Díaz se especializa en derecho de sucesiones y en herencias, ofreciendo a sus clientes el mejor asesoramiento no sólo en cuestión testamental, también en cuanto a los impuestos que generan las herencias como de los plazos para pagar dichos impuestos. 15 años de experiencia ayudando a clientes de la provincia de Madrid.

(Con casos de toda la provincia: Las Rozas, Parla, Getafe, Getafe, Móstoles, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons