Abogado Laboralista Madrid

Amianto riesgos: consecuencias del uso de este material

Amianto riesgos

Tamara Ocaña García-Amianto riesgosDebido a su bajo coste y a sus excelentes propiedades ignífugas, el amianto ha sido un material muy utilizado en el último siglo. Sin embargo, los avances científicos han permitido demostrar el peligro del uso del amianto y sus riesgos para la salud. Para que se forme una idea global de la cuestión, voy a analizar brevemente sus características y efectos nocivos.

¿Qué es el amianto?

Es un mineral que presenta yacimientos en gran parte del mundo. Aunque fue ya utilizado hace cientos de años, no es hasta mediados del siglo XX cuando su uso se extiende a gran parte de la industria. Son años de un excelente desarrollo industrial y se precisaba un material asequible y resistente al fuego. Hasta los años 70 su utilización va en aumento. Sin embargo, cuando empiezan a conocerse sus riesgos los distintos países adoptaron medidas restrictivas.

Diversas investigaciones acreditan la relación entre amianto y cáncer. Si bien una breve y ocasional exposición al mineral no presenta riesgos para la salud, en los casos de respiración habitual es muy difícil evitar la enfermedad. Sus principales consecuencias para la salud son:

  • Cáncer de pulmón: los riesgos de padecerlo se incrementan notablemente si la persona ha sido, además, fumadora. Sus efectos son graves: expectoración de sangre, problemas respiratorios, falta de apetito…
  • Mesotelioma maligno: es un tipo especial de cáncer que afecta a la pleura o al peritoneo. Normalmente se presenta muchos años después de la exposición al amianto.
  • Asbestosis: afección pulmonar debida a la respiración del amianto. Su presentación también es muy dilatada en el tiempo. Provoca dificultad para respirar y tirantez en el pecho.

En España es muy utilizado entre las décadas de los 40 y los 80, no sólo para la construcción de edificios, sino también para fabricar coches, barcos y trenes, así como en la industria nuclear. Desde el año 2002 la utilización del amianto por la normativa legal está prohibida en nuestro país, sin perjuicio de los restos de amianto que puedan quedar en los edificios construidos antes de esa fecha.Aunque hay diferentes variedades de amianto, el más nocivo, el blanco, fue el más usado en España.

Amianto riesgos

Después de su prohibición se establecieron medidas muy específicas a la hora de reformar o derruir edificios en cuya construcción se utilizó amianto. Han de ser observadas por los trabajadores encargados y el empleador les ha de proporcionar equipos especiales.

¿Qué problemas legales plantea?

El principal problema de las enfermedades derivadas de la aspiración del amianto es el tiempo: los años (a veces décadas) que median entre la respiración del mineral y los primeros síntomas de la enfermedad. Esto genera situaciones en las que, por desgracia, el enfermo no sobrevive al proceso judicial de reclamación. En el caso del cáncer de pulmón es preciso demostrar, además, que la principal causa del mismo fue el amianto, y no el tabaco o cualquier otra.

Mi especialidad es el derecho del trabajo, y como abogado laboral en Madrid estoy muy familiarizado con el amianto y los riesgos derivados de la exposición a esta sustancia. Al ser Cataluña una de las regiones más industrializadas de España, en esta Comunidad se han diagnosticado muchos casos de cáncer y mesotelioma durante las dos últimas décadas.

Amianto riesgos, caso de Roberto G. C. y María A. M.

Aunque sé que ha habido procesos multitudinarios, con muchos trabajadores de la misma empresa afectados, en mi caso he sido testigo directo de reclamaciones particulares. Podría destacar el caso de Roberto G. C. y María A. M.

Complejidad de un caso de cáncer

María A. M. pidió cita en mi despacho para recibir asesoramiento. Su marido, Roberto G. C. acababa de fallecer de cáncer de pulmón. Justo un año después de jubilarse se le manifestó la enfermedad, rápidamente detectada por los médicos, y seis meses después había fallecido.

Roberto G. C. había trabajado en la construcción, especialmente en el revestimiento de edificios. Era una persona concienzuda y respetaba las indicaciones de sus jefes. Su mujer quería saber si tenía derecho a cobrar alguna pensión o indemnización por la muerte de su marido. Le expliqué que sí, pero que necesitaba pruebas antes de emprender cualquier acción.

En este caso se me presentaba un aspecto bueno y otro no tanto. Lo bueno era que María A. M. conservaba todo el historial clínico/médico de su marido. Lo malo, que había sido fumador. A pesar de las investigaciones que acreditan la relación del amianto con las enfermedades respiratorias, éstas también han probado la función del tabaco como coagente cancerígeno.

Sin embargo, la muerte de Roberto G. C. estaba ahí, a la espera de ser resarcida legalmente. Sobreponiéndome a los problemas que pudieran presentarse presenté, en nombre de María A. M. una reclamación administrativa frente a la Seguridad Social. El comité que valora las enfermedades y muertes profesionales me negó la razón. Por lo tanto, interpuse una demanda frente a la Seguridad Social.

Amianto riesgos, caso de Roberto G. C. y María A. M.

En ella reclamaba, básicamente, dos pretensiones: el incremento de la pensión de viudedad de mi cliente y el reconocimiento en su favor de una indemnización a tanto alzado.

¿Cuál fue el resultado?

Por un lado, conseguí que la pensión de María A. M. se viese incrementada en 400€ mensuales. Era una cantidad muy importante para ella, que le permitiría vivir con cierto desahogo. Además, la indemnización por el fallecimiento de su marido ascendió a 29.500€. La dificultad de disociar entre los efectos del amianto y del tabaco impidió a María A. M. cobrar una indemnización mayor: quedó acreditado que el amianto había sido uno de los causantes de su cáncer, pero no la influencia del tabaco. No obstante, consiguió mucho más de lo que tenía en un principio: nada.

Como ha podido comprobar, la labor del abogado es muy compleja. Ha de saber captar la intención del cliente, comprenderle y, a la vez, pelear por él, ya sea en los tribunales o en negociaciones extrajudiciales. Cuanto mayor sea su especialización, mejor se verán defendidos sus intereses. Aunque sólo acuda a una primera sesión con su abogado, notará cómo el enfoque del problema ha cambiado. Confíe en su criterio a la hora de proceder, no se arrepentirá.

(Admito clientes además de poblaciones en Madrid como: Torrejón de Ardoz, Pozuelo de Alarcón, Getafe, Fuenlabrada, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons